ETERNA JUVENTUD

¿Quieres más colágeno en la piel? Consume esta carne todos los días y deja de preocuparte por cremas antiarrugas

Con el consumo de esta carne tendrás que dejar de preocuparte por envejecer de forma prematura. Tendrás una piel digna de envidiar

Eterna juventud
Eterna juventud Créditos: Archivo
Escrito en TENDENCIAS el

La búsqueda de la eterna juventud es algo que todas las mujeres y hombres buscan después de los 40 años. El poder prolongar la piel firme y tersa se convierte en uno de los temas más importantes. Ahora, vamos a enseñar un método natural para que la gente pueda producir colágeno de forma natural, es decir, olvidarse de las arrugas por un buen tiempo. 

Se tiene que recordar que el colágeno es una proteína que ayuda al cuidado y a favorecer el aspecto de la piel. Entre las funciones que tiene el consumo de esta proteína está el de brindar elasticidad a la piel y disminuir los efectos del envejecimiento. Si bien existen muchos tratamientos y cremas para obtenerlo, la realidad es que se tener de forma natural.

En esta ocasión vamos a explicar cómo se puede obtener colágeno consumiendo carne. Se trata de un tipo en específico el que hará que la gente pueda obtener grandes cantidades de colágeno para que la piel se mantenga como de porcelana por mucho tiempo. Lo mejor de todo es que no se necesitará de gastar mucho dinero en tratamientos. 

¿Qué carne tiene más colágeno?

Si bien existe una larga lista de alimentos que se destaca por su porcentaje de colágeno, la carne de la que vamos a hablar es una de las más recomendadas para aquellos que buscan la eterna juventud. Estamos hablando de las carnes blancas. Son una de las más recomendadas por los nutricionistas. Eso sí, se recomienda buscar las que menos grasa tengan. 

Las carnes blancas son la de los pollos, pescados y aves. Para aquellos que buscan colágeno en la carne de las aves deben enfocarse en el consumo de las patas, la zona donde hay cartílagos y tendones. Mientras que todos aquellos que decidan consumir pescados, el colágeno está en las espinas y la  piel. 

Para obtener el colágeno de los huesos y los cartílagos de los pollos y otras aves deben ponerlos en abundante agua para hacer una sopa. Posteriormente se gelificará para después aprovechar la mayor parte del colágeno de estos productos animales. Recuerda que antes de comenzar a usar cualquier tipo de producto en la cara o alimentación, debes recurrir con un nutricionista para que indique las porciones recomendadas de consumo.