ENERGÍA CÓSMICA

Ritual para aprovechar la energía de la luna nueva

Es un momento ideal para conectarse con la energía de los astros y para regenerar la conciencia.

Fuente: Freepik
Luna nueva.Fuente: Freepik
Escrito en TENDENCIAS el

Se sabe que según la posición de los planetas al momento del nacimiento permite definir algunos aspectos de nuestra personalidad y justamente la astrología se encarga de entender esta influencia de los astros sobre el carácter y el destino. Lo cierto es que se viene la luna nueva y nada mejor que un ritual para sacarle provecho a esta fase lunar.

Los rituales permiten conectarnos con nuestro interior para aprovechar la energía cósmica y así manifestar nuestras intenciones. Con la luna nueva es un momento ideal para conectarse profundamente porque este astro está cargo de un significativo poder por lo que te enseñaremos cómo utilizar toda la energía a tu favor.

Según la astrología, la luna nueva es un momento donde nuestro cuerpo expulsa las toxinas y deja de lado todo aquello que no sirve. Es por eso que se busca hacer un espacio para regenerar y restaurar la conciencia procesando emociones y para atraer abundancia a nuestra vida. Este es el momento de dejar de lado todo aquello que genera tristeza y que nos molesta en el día a día.

Fuente: Archivo Península

Para realizar este ritual de la luna nueva se necesita una botella de agua, si es posible que sea de vidrio, una etiqueta o un papel blanco y cinta adhesiva, y una lapicera para escribir. El primer paso es llenar esa botella con agua y después deberás escribir en la etiqueta las cosas que no quieres en tu vida como situaciones, personas o emociones. 

No debes olvidar escribir la palabra “lava” antes de lo que deseas soltar. Por ejemplo, “lava mi ansiedad”, “lava mi tristeza”, “lava mis malos pensamientos”, etc. Después deberás tomar el agua de la botella y se irá rellenando cuando más se necesite. Según la astrología, el momento ideal para realizar este ritual es durante la luna balsámica que se produce entre la luna menguante y la luna nueva, en un intervalo de cuatro días antes de la luna nueva.

Fuente: Archivo Península