ESTADOS UNIDOS

Donald Trump, un paso más cerca de convertirse en candidato a la presidencia de los Estados Unidos

Donald Trump se abstuvo de participar en los debates republicanos antes de la primaria, pero aun así logró una victoria en Iowa.

Donald Trump, dispuesto a ser presidente de nuevo.
Donald Trump, dispuesto a ser presidente de nuevo.Créditos: EFE
Por
Escrito en INTERNACIONAL el

Tras una votación caracterizada por el frío extremo, Donald Trump habría obtenido una significativa victoria en las primarias republicanas de Iowa, de acuerdo con las proyecciones de los principales medios de comunicación en Estados Unidos.

En los días previos, sondeos colocaban al exmandatario por delante de sus competidores más cercanos: la exrepresentante de los Estados Unidos en la ONU, Nikki Haley, y el gobernador actual de Florida, Ron DeSantis.

En la votación del lunes, se estima que DeSantis ocupó la segunda posición, seguido por Haley en tercer lugar.

Después de conocerse estos resultados, Vivek Ramaswamy, un empresario del sector biotecnológico y cuarto candidato, decidió retirarse de la contienda por la nominación presidencial, brindando su apoyo a Trump.

Donald Trump, sin campaña, y sin rival

Desde que anunció su postulación en noviembre de 2022, Trump se ha mantenido al frente en la carrera para ser el candidato presidencial del Partido Republicano en las elecciones de noviembre de 2024.

Según estimaciones de CBS News, socio estadounidense de la BBC, Donald Trump podría obtener al menos 16 delegados en Iowa, un estado que asigna 40 delegados republicanos de manera proporcional.

Estos constituyen poco más del 1% del total de delegados en juego para la Convención Nacional Republicana en julio. Aunque representan una fracción pequeña, el triunfo en Iowa puede ser un impulso significativo para cualquier candidato, potenciando su campaña en una fase temprana vital y favoreciendo posibles victorias en las subsiguientes primarias, por lo que es una victoria muy importante para Donald Trump.

Además, la primaria de Iowa es la primera oportunidad para que el país observe el desempeño de un candidato en una contienda electoral real, lo cual puede atraer considerable atención mediática.