INSTITUCIONES CENTENARIAS

¿La muerte de Isabel II marca 'el comienzo del fin' de las monarquías en el mundo?

Muchos han apodado a la fallecida monarca como "Isabel la Grande"; otros, que apoyan el movimiento republicano, quieren que sea "Isabel la Última".

Por
Escrito en INTERNACIONAL el

Pese a que la muerte de la reina Isabel II es un duro golpe no solo para las monarquías  la esperanza de un cambio de sistema entre los republicanos, los especialistas consideran que la monarquía británica tiene muchas posibilidades de sobrevivir, siempre que el nuevo rey y la familia real logren "reinventarse".

La monarca ha sido parte fundamental de la historia británica de la segunda mitad del siglo XX y de las dos primeras décadas del XXI. A pesar de las tormentas, escándalos y contratiempos vividos por la Casa de los Windsor durante este tiempo, la popularidad de Isabel II se mantuvo robusta hasta el final de lo que los historiadores definen ya como la “segunda era isabelina”.

Carlos III no es tan querido por los británicos

Es bien sabido que el ahora rey Carlos III no solo no era el hijo predilecto de la reina, sino que tampoco lo ha sido del pueblo británico en general.

En una encuesta del Instituto YouGov publicada en mayo de 2022, quedó demostrado que Isabel II, a sus 96 años, era la figura de la familia real más popular entre los británicos, con una aprobación de un 80% de los súbditos, contra el 12% de opiniones negativas.

Detrás de la reina se consolidaba su nieto Guillermo, duque de Cambridge, visto positivamente por un 70% de los encuestados, y considerado un potencial buen rey. En tercer lugar, aparece el actual rey de Reino Unido, el príncipe Carlos, con un 57% de aprobación popular.

Isabel II y su nieto Guillermo, duque de Cambridge y ahora, sucesor al trono

Más del 50% de británicos aprueba la monarquía

Según otra encuesta del think tank British Future, el 58% de los británicos apoya la monarquía, mientras que el 25% está a favor de instaurar una República tras Isabel II.

Pero el margen es mucho menor entre los jóvenes (40% frente al 37% a favor de una república), las minorías étnicas (37%-33%) y los escoceses (45%-36%). Los últimos sondeos muestran que la popularidad de la monarquía ha disminuido, afirma, y considera que seguirá haciéndolo, especialmente entre los jóvenes, menos apegados a la tradición y más sensibles a las luchas anticoloniales.

Robert Hazell, profesor de derecho constitucional en University College de Londres afirma que “la muerte de la reina marcará un gran punto de inflexión”  y que el nuevo rey será "un viejo poco seductor", afirma, tampoco descarta que se vea presionado por la prensa sensacionalista para dejar el lugar a su hijo el príncipe Guillermo.

"Nadie sabe qué forma adoptará la nueva monarquía" afirma, "pero tendrá que mostrar un cambio" como hizo la propia Isabel II cuando se mostró más cercana y abierta tras la muerte de la princesa Diana en 1997. La tragedia marcó un antes y después en la historia de la Casa de Windsor, y la fallecida reina supo aprovechar la coyuntura para dar nueva vida al sistema.

Todo esto, sumado a los rumores sobre que Carlos sostenía una complicada relación con su madre debido a los rumores de su vida privada

Monarquías ornamentarias

Pese a que la mayoría de los países mantiene regímenes democráticos, son varias las monarquías que siguen vigentes en el mundo, concretamente 29 países aún cuenta con reyes y reinas. 

El Rey Felipe VI, la Reina Isabel II de Inglaterra y la Reina Letizia en una foto posterior a la ceremonia de investidura de Don Felipe como Caballero de la Muy Noble Orden de la Jarretera, la máxima distinción que concede la monarquía británica. / Foto: ECD

En muchos de estos países, la monarquía juega un papel más social que político, es decir, no tienen el poder en las decisiones de la nación, sino que tan solo son figuras protocolarias, como es el caso de España y prácticamente todas las monarquías europeas.