FORO ECONÓMICO EN VLADIVOSTOK

"No hemos perdido nada, ni perderemos" en la guerra con Ucrania, asegura Putin

El presidente ruso ha hecho fuertes declaraciones tanto sobre la invasión rusa en Ucrania como sobre la crisis del gas en Europa. Ha culpado a ambos por la actual situación.

Por
Escrito en INTERNACIONAL el

El presidente ruso, Vladímir Putin, ha asegurado en la sesión plenaria del Foro Económico Oriental en Vladivostok, capital del lejano oriente ruso, que Rusia "no ha perdido nada" tras dar inicio a la guerra en Ucrania. Además ha asegurado que este hecho "solo ha fortalecido su propia soberanía".

"No hemos perdido nada. Y no perderemos nada. El principal logro hasta ahora ha sido el fortalecimiento de nuestra soberanía. Sí, hay una cierta polarización, pero yo creo que esto es sólo por el bien del mundo y del propio país", ha indicado el mandatario ruso.

Luego, sobre esta cuestión que él considera estricto a la soberanía, ha indicado que "todo lo innecesario y dañino, todo lo que impide nuestro progreso será rechazado y ganaremos impulso. Porque el desarrollo moderno sólo puede basarse en la soberanía. Todos nuestros pasos en esta dirección están dirigidos a fortalecer nuestra soberanía".

Más adelante, ha restado importancia a la gravedad del conflicto armado: "Quiero enfatizar esto una vez más: no hemos comenzado nada en términos de acción militar, solo estamos tratando de terminarlo".

Putin se refirió así a que la acción militar en Ucrania comenzó en 2014 “después del Golpe de Estado de aquellos que buscaban oprimir a su propio pueblo".

La invasión rusa lleva más de 6 meses.

El precio del gas en Europa

Por otra parte, Putin tachó de "tontería" e iniciativa "sin futuro" los planes de la Unión Europea de limitar el precio del gas ruso, aduciendo que únicamente provocará un incremento del coste.

"Es una tontería. Los intentos de limitar el precio del gas en Europa únicamente provocarán un aumento de los precios", dijo durante su intervención en el VII Foro Económico Oriental en Vladivostok, capital del lejano oriente ruso.

Putin culpó del dramático aumento de los precios de 300 a 3.000 euros por cada mil metros cúbicos de gas a los clientes europeos del consorcio ruso Gazprom, que les ofreció contratos con precios fijos a largo plazo, pero Europa optó por el mercado al contado.

"Ellos mismos han creado el problema y ahora no saben qué hacer. Se han arrinconado en un atolladero sancionador", dijo.

Recordó que durante décadas la UE contó con una "ventaja competitiva" gracias a los hidrocarburos rusos, ya que es mucho más rentable que el gas natural licuado de EEUU. "Si quieren renunciar a esa ventaja, nosotros no nos indignamos", dijo.

Putín culpó a los negociadores europeos por el precio del gas.

Putin destacó que el mercado europeo ha dejado de ser "premium" y que incluso EEUU ha comenzado a suministrar su gas a otras regiones. "El mercado de Europa siempre se consideró premium, pero la situación en el mundo cambia muy rápido y desde hace no mucho, al comienzo de la crisis en torno a Ucrania, dejó de serlo", señaló.

La energía "como un arma"

El presidente ruso también negó que utilice la energía como arma contra Europa. "Nord Stream está prácticamente cerrado ahora y todos dicen que Rusia utiliza esto como un arma. Es un sinsentido y una tontería", recalcó.

Precisó que fue Ucrania quien cortó una línea del gas ruso que pasa por el país por "no poder controlarla" debido al conflicto militar ruso, mientras que Polonia sancionó el gasoducto Yamal. "¿Quién lo hizo? ¡Ellos!", agregó.

El viernes pasado Rusia suspendió indefinidamente el flujo de gas a Europa a través del Nord Stream, que conecta Rusia con Alemania por debajo del mar Báltico, tras alegar una fuga de aceite en la única turbina aún en funcionamiento en la estación compresora de Portovaya, en la región de Leningrado.

También dijo que estaba dispuesto a reanudar el Nord Stream 2, pero que este gasoducto también está sancionado.