SUCESOS

Condenado un hombre por violar durante 5 años a su hijastra y a la madre por omisión

El hombre de 33 años, en el rol de padrastro, inició su comportamiento abusivo hacia la niña a la edad de seis años, escalando en intensidad y severidad a partir de cuando ella cumplió ocho años, acompañando sus acciones con amenazas de violencia, hasta que la niña alcanzó los once años.

El hombre ha sido condenado y acabará en la cárcel de Pamplona.
El hombre ha sido condenado y acabará en la cárcel de Pamplona.Créditos: Archivo
Por
Escrito en ESPAÑA el

La Audiencia de Navarra ha emitido una sentencia condenatoria contra un hombre por agresiones sexuales reiteradas a su hijastra, menor de 16 años, incluyendo tocamientos y violaciones desde que la niña tenía seis hasta los once años. La madre de la víctima también recibió una condena de un año de cárcel y cinco años de libertad vigilada por no actuar ante las denuncias de abuso de su hija.

Los hechos, que escalaron en gravedad con el tiempo, ocurrieron en la Comarca de Pamplona, en el hogar que compartían el agresor, la víctima, su madre, y otra hija del matrimonio. La situación salió a la luz en diciembre de 2022 cuando la niña, acogida por el Gobierno de Navarra junto con su hermana, reveló los abusos a una educadora. El padrastro fue arrestado a finales de diciembre de 2022 y ha estado en prisión provisional desde enero de 2023.

Así es la sentencia a este hombre agresor

Policía Nacional.

La resolución judicial, alcanzada tras un acuerdo entre la fiscalía, la acusación particular y la defensa, condena al acusado a una pena de diez años de cárcel. Asimismo, se le impone al hombre agresor una orden de alejamiento y prohibición de comunicación con la víctima, manteniendo una distancia mínima de 300 metros por un periodo de 18 años, a lo que se suma un seguimiento de siete años de libertad vigilada después de su salida de prisión. Además, deberá indemnizar a la menor con 25.000 euros por el daño moral causado.

Se ha considerado como atenuante para ambos, la madre y el padrastro, la presencia de anomalías psíquicas. Informes periciales indican que sufren de limitaciones tanto intelectuales como volitivas. En el caso de la madre, se destaca su "inteligencia límite", rozando el retraso mental leve, y una dependencia emocional que compromete gravemente sus capacidades de decisión y entendimiento respecto a los hechos juzgados. Por otro lado, el padrastro se encuentra diagnosticado con un retraso mental leve y un 55% de discapacidad psíquica, acompañado de trastornos de adaptación que reducen significativamente su capacidad de razonamiento.