LEY DE AMNISTÍA

Ley de Amnistía: Pedro Sánchez acepta las propuestas de cambio

Pedro Sánchez aceptará cambios en el texto de la Ley de Amnistía pese a que considera que era beneficioso para todos.

Pedro Sánchez en su llegada a Brasil.
Pedro Sánchez en su llegada a Brasil.Créditos: EFE
Por
Escrito en ESPAÑA el

Pedro Sánchez, al frente del Gobierno, mantiene una firme convicción sobre los beneficios que aportaría la Ley de Amnistía a todos los implicados en el proceso independentista catalán, incluyendo al expresidente Carles Puigdemont. Sin embargo, ha mostrado su disposición a aceptar modificaciones en el texto legislativo para incrementar las garantías constitucionales y disipar las preocupaciones expresadas por Junts.

Pedro Sánchez asegura que, incluso con estos cambios, la ley conservará su integridad constitucional, reforzando su compromiso con la legalidad y la unidad del país.

Durante un encuentro informal con periodistas en su visita a Brasil, Sánchez expresó su optimismo sobre el progreso de las negociaciones con Junts, sugiriendo que un acuerdo está al alcance y podría anunciarse pronto. Este avance es particularmente relevante ya que la comisión de Justicia del Congreso tiene previsto debatir la propuesta de ley este jueves. La apertura del jefe del Gobierno a modificar la ley demuestra un esfuerzo por buscar un consenso amplio que facilite la reconciliación nacional y el diálogo político en el contexto del desafío independentista catalán que representa la Ley de Amnistía para el gobierno.

Los cambios que se esperan en la Ley de Amnistía

El presidente del Gobierno ha reiterado que el proyecto de ley debatido en el Congreso, el cual fue inicialmente rechazado por Junts en la sesión plenaria, se alineaba plenamente con la Constitución española y el derecho europeo, asegurando que esta coherencia se mantendría a lo largo de la tramitación parlamentaria de la Ley de Amnistía.

En anticipación al anuncio del acuerdo con Junts, Sánchez ha expresado su confianza en que el resultado final reforzará aún más estos principios, proporcionando una mayor certeza y solidez no solo en términos de su constitucionalidad, sino también ofreciendo claridad para disipar las incertidumbres que Carles Puigdemont y su partido político pudieran tener respecto a la inclusión de todas las personas involucradas en el proceso independentista bajo la amnistía propuesta.

Esto se extiende incluso al expresidente de la Generalitat, a pesar de la reciente decisión del Tribunal Supremo de investigarlo por un supuesto delito de terrorismo relacionado con las actividades de Tsunami Democràtic.

En cuanto a las posibles modificaciones específicas dentro de la ley de amnistía, especialmente en lo referente a delitos de terrorismo, Sánchez ha preferido no detallar cambios antes de la divulgación oficial de la ley. Sánchez ha sugerido esperar a la publicación de la normativa final, que se debatirá en comisión este jueves antes de proceder a su votación en el pleno del Congreso, para conocer con exactitud los ajustes realizados.

Pedro Sánchez durante la campaña de gobierno - EFE.

Pedro Sánchez no vincula la ley de amnistía a la aprobación de presupuestos

Sánchez no establece una conexión directa entre el éxito de la ley de amnistía y la aprobación del proyecto de ley de presupuestos para el presente año. No obstante, enfatiza que el propósito del Gobierno y de los grupos parlamentarios que respaldaron su nombramiento es consolidar la estabilidad del período legislativo mediante un plan de acción que, entre otros temas, contempla ratificar el presupuesto nacional.

El presidente se encuentra comprometido con la meta de aprobar los presupuestos del año en curso. Su intención no es administrar el año vigente con los presupuestos prorrogados del 2023, ni tampoco postergar la aprobación a la espera de que los presupuestos para el 2025 reciban el apoyo de los grupos parlamentarios.