AGRESIÓN SEXUAL EN UNA RESIDENCIA

Trabajador de residencia es arrestado por agresiones sexuales a dos ancianas

Se trataba de un celador que llevaba tiempo trabajando en una residencia de ancianos, donde cometía los delitos de forma premeditada.

En la residencia no dan crédito a lo sucedido con estas 2 ancianas.
En la residencia no dan crédito a lo sucedido con estas 2 ancianas.Créditos: EFE
Por
Escrito en ESPAÑA el

La Policía Nacional ha arrestado a un empleado de un centro para mayores en San Sebastián de los Reyes, acusado de cometer agresiones sexuales contra dos residentes de avanzada edad, específicamente de 90 y 100 años.

Así fue como descubrieron al trabajador de la residencia de ancianos

Este arresto se llevó a cabo el pasado miércoles, tras recibir denuncias de las ancianas, quienes confiaron en una trabajadora para revelar los abusos perpetrados por el sospechoso, un hombre de 43 años que habría perpetrado estos delitos sexuales en una residencia de ancianos de Madrid.

Las ancianas denunciaron y una trabajadora de la residencia puso todo en conocimiento.

La empleada, al tomar conocimiento de las agresiones sexuales, no dudó en informar a la dirección de la residencia, que de inmediato reportó los delitos a la Policía Nacional.

Este acto desencadenó la apertura de una investigación por parte de las autoridades para profundizar en los detalles de los abusos sexuales. En un breve lapso, los agentes lograron identificar y arrestar al presunto responsable de estos actos delictivos, asegurando su comparecencia ante la justicia.

Este caso señala la importancia crítica de establecer entornos donde los residentes se sientan verdaderamente seguros y respetados, promoviendo una cultura de vigilancia activa y reporte inmediato de cualquier comportamiento inapropiado, como un delito de agresión sexual.

La rápida respuesta del personal y la colaboración con las autoridades para llevar al presunto agresor ante la justicia ejemplifica cómo el compromiso con la seguridad y el respeto por la dignidad de los mayores debe ser un pilar inquebrantable en el funcionamiento de estas instituciones contra los delitos sexuales.

La Policía Nacional actuó rápidamente.

Desde las familias de los afectados creen que es imperativo que se adopten protocolos más estrictos y se realicen formaciones regulares al personal para asegurar que se mantengan vigilantes y preparados para actuar contra la violencia o el abuso sexual, garantizando así el bienestar integral de quienes dependen de su cuidado y protección.