AGRESIÓN SEXUAL

Una joven viola a un niño menor de edad con discapacidad

Esta joven realizaba tocamientos y penetraciones diarias a la víctima, según ha revelado la investigación principal.

Un menor mirando por la ventana.
Un menor mirando por la ventana.Créditos: Archivo de Istock
Por
Escrito en ESPAÑA el

 

Una joven de 23 años ha sido condenada a casi cuatro años y medio de cárcel por abusar sexualmente del hijo menor de una amiga, quien tiene discapacidad intelectual y otros trastornos.

Durante las ausencias de la madre en Roquetas de Mar, la condenada, quien también presenta un leve retraso mental, cometió los abusos a este niño. La sentencia detalla que estos actos ocurrieron repetidamente cuando la hermana del niño tomaba la siesta.

La sentencia revela que, en ausencia de la madre, la joven acusada abusó del menor, quien tiene un reconocimiento de discapacidad del 42% y diagnósticos de trastorno del espectro autista y déficit de atención e hiperactividad.

La agresión sexual al menor duró meses

Menor en casa - Pixabay.

La serie de abusos duró casi dos meses, terminando en un incidente grave tras el consumo de hachís por parte de la agresora. Las repercusiones para el menor han sido profundas, necesitando tratamiento psicológico especializado.

La declaración de la joven víctima fue considerada decisiva y coherente, presentando su relato de manera directa y sin incoherencias, a pesar de sus limitaciones cognitivas.

El testimonio del niño fue respaldado por las declaraciones de su madre y una amiga, así como por evaluaciones psicológicas que confirmaron la veracidad de sus palabras y la presencia de indicios de abuso sexual.

La joven acusada no podrá trabajar con menores

 

La sentencia destaca que la joven, con un grado de discapacidad del 36%, tenía sus capacidades ligeramente afectadas por el consumo de sustancias en el momento del delito.

El cuidado de menores, bajo la lupa - Shutterstock.

Esto llevó a la aplicación de atenuantes por parte de los jueces, resultando en una condena de cuatro años y siete meses de prisión, medidas de alejamiento y prohibiciones específicas relacionadas con el cuidado y el contacto con menores. Adicionalmente, se le ordenó compensar al menor con una indemnización económica y cumplir un periodo de libertad vigilada tras su liberación.