INVESTIDURA PRESIDENCIAL

El silencio de Sánchez tensa la investidura e irrita a Feijóo

Pedro Sánchez decidió no participar en la investidura de Feijóo. Su lugar en la intervención la realizó el diputado Óscar Puente.

Pedro Sánchez y Alberto Núñez Feijóo
Pedro Sánchez y Alberto Núñez FeijóoCréditos: EFE
Escrito en ESPAÑA el

El silencio de Pedro Sánchez, que ha delegado la intervención del PSOE en el diputado Óscar Puente, ha tensado el debate de investidura y ha irritado al candidato, Alberto Núñez Feijóo, que ha focalizado en el líder de los socialistas la mayoría de sus críticas y le ha acusado de “dinamitar” la sesión.

El líder del PP ha denunciado una “anomalía democrática” y ha achacado al presidente en funciones una “neurosis obsesiva por el poder”, por el poder “perdiendo”, “a toda costa” y “sin principios”, mientras le reprochaba una y otra vez que no quisiera debatir.

Críticas también con retranca, como cuando le ha dicho que le pedía “seis debates durante la campaña electoral” y ahora no sea capaz de “hacer el segundo”.

EFE

Gritos de “cobarde” a Sánchez en la investidura de Feijóo

A Sánchez, al que han llamado “cobarde” a gritos desde la bancada del PP, también le ha dicho el candidato que si no subía a la tribuna era para no tener que responder a la exigencia del president de la Generalitat, Pere Aragonés, de un referéndum de independencia.

Porque según Feijóo, Sánchez “no tiene el cuajo” de presentar a España su proyecto político, cuando su presidencia depende no solo del Congreso, sino de Puigdemont, además de señalar que sin los diputados de Bildu y ERC “no es nadie”.

Estos últimos reproches se los ha hecho Feijóo a Sánchez mientras le daba la réplica al líder de Vox, Santiago Abascal, porque ha optado por no dar la contrarréplica al diputado del PSOE para no participar en el “club de la comedia”.

Al líder de los socialistas le ha acusado además de haber llevado al PSOE “al cenit de su desprestigio como partido histórico de la democracia española”.

Desde su escaño en la bancada azul le ha escuchado Sánchez, que se ha encogido de hombros y ha asentido ante el reproche por ser el “primer presidente perdedor de unas elecciones que aspira a volver a ser presidente y es el primer presidente en funciones que no hace el debate del candidato alternativo” y se ha reído ante las acusaciones de “soberbia”.

El enfado de Feijóo

“El diputado en silencio no para de mirar hacia su móvil mientras hablaba usted y hablo yo”, ha dicho además Feijóo en respuesta al parlamentario de Sumar Enrique Santiago, al que ha reconocido que al hablar de la amnistía ha acreditado “de qué va la sesión de investidura”.

Feijóo ha denunciado que el PSOE está “secuestrado”. “Conozco muchos dirigentes del PSOE que no están de acuerdo con este partido, y militantes y simpatizantes que ya no reconocen a su partido y cuando acabe este periodo nos daremos cuenta de lo que ha quedado y lo que ha merecido la pena de esta neurosis obsesiva por el poder”, ha subrayado.

El enfado de Feijóo lo han amplificado desde Génova, pues fuentes de la dirección nacional han acusado a Sánchez de emplear al exalcalde de Valladolid como “escudero” para evitar una “nueva humillación” por parte del líder del PP, mientras sí soporta, han ironizado, la de Puigdemont.

El PP acusa a Sánchez de “despreciar” el “correcto y educado parlamentarismo” y a los votantes españoles “sean del partido que sean”. “¿Se puede caer más bajo”?, se preguntan en Génova.