POSIBLE TRAMA MAFIOSA

Los Mossos frustran un secuestro con rehenes en Barcelona

La unidad del GEI de los Mossos d'Esquadra detuvieron a tres personas de origen chino. Tenían secuestrados a dos jóvenes y exigían el pago de 300.000 euros. Se investigan las causas.

El GEI llegando al domicilio para intervenir en el secuestro.
El GEI llegando al domicilio para intervenir en el secuestro.Créditos: EuropaPress
Por
Escrito en ESPAÑA el

En la noche del viernes, los Mossos d'Esquadra han acudido a un domicilio de la calle Amigó del barrio de Sant Gervasi de Barcelona por una alerta de secuestro. La policía catalana pudo evitar el delito y ha detenido a tres personas y ha liberado a otras dos, un hombre y una mujer, que estaban retenidas.

Según fuentes policiales, tanto los secuestradores como las víctimas son de origen chino. Los investigadores comprueban ahora si el suceso responde a un ajuste de cuentas relacionado con la mafia china.

A las 17:10 horas, los Mossos han recibido un aviso a través del 112 alertando que había una persona retenida en la calle Amigó. Varias patrullas se han dirigido a la dirección en cuestión para comprobar si la información era correcta. Al comprobar la fiabilidad del aviso han pedido refuerzos. Además de efectivos de orden público y de investigación criminal, se ha activado a los GEI, ante la información que los secuestradores estaban armados.

Además de los agentes de élite del GEI, se han movilizado los agentes de la Unidad de Secuestros i Extorsiones, que han establecido un dispositivo entorno al domicilio. A las 20:00 horas de la noche, los negociadores han intentado sin éxito comunicarse con los secuestradores, que exigian el pago de 300.000 euros por la liberación de los rehénes. Tras 15 minutos, los agentes del GEI han irrumpido en el edificio usando tres granadas de percusión. 

Una vez liberados, los agentes se han llevado a las dos víctimas, un hombre y una mujer jóvenes. Pocos después, se han ido llevando, uno a uno, a los tres detenidos. 

Minutos después, se supo que el mismísimo comisario jefe de Mossos, Eduard Sallent, se personó en el lugar, así como el teniente de alcalde de Seguridad de Barcelona, Albert Batlle. También el director de la Policía, Pere Ferrer, que ha indicado que ahora tratan de aclarar no solo las motivaciones del secuestro, sino también la posible relación de parentesco tanto entre las víctimas como entre los asaltantes. 

La División de Investigación Criminal de la policía catalana se ha hecho cargo de la investigación.

Síguenos en Google News para no perderte nada.