PESE A BENEFICIAR A AGRESORES

Irene Montero reconoce 'mea culpa' en la ley 'solo sí es sí' pero rechaza modificarla

La ministra de Igualdad ha dado su punto de vista sobre un tema polémico que implica el beneficio de cientos de condenados por agresiones sexuales gracias a esta ley. Al respecto, ha llevado calma y ha asegurado que la propuesta penal "es sólida".

Por
Escrito en ESPAÑA el

Tras los cientos de casos de condenados por delitos sexuales que se han visto beneficiados, la ministra de Igualdad, Irene Montero, ha admitido este miércoles que existen "problemas en la aplicación de la ley del solo sí es sí", sin embargo, no ha dado indicios de un cambio en la estructura de esta ley y ha llamado a la calma sin criticar un solo aspecto de la norma ideada por su ministerio.

Al respecto, Montero ha asegurado estar preocupada también con esta medida, pero ha insistido en que la Ley de Garantía Integral de la Libertad Sexual es "un avance". También ha señalado que la ley permite mantener las penas previas a la nueva ley y por tanto, ha culpado a los jueces de las reducciones de condena, que ya superaron el centenar desde su entrada en vigor en octubre del año pasado.

"Me preocupa (las reducciones de condena), pero quiero enviar un mensaje de tranquilidad porque la propuesta penal es sólida", ha asegurado en una entrevista en la Cadena Ser.

Luego, respecto a las acusaciones de machismo lanzadas contra los jueces, Montero ha defendido la especialización de la justicia. "Cada vez tenemos mas profesionales especializados y formados que han sido parte de estas leyes y hago un reconocimiento a todas las profesionales, porque las primera feministas que han empujado hacia una justicia feminista también han abierto camino", ha dicho.

El 2022 terminó con 133 beneficiados con rebajas de hasta siete años.

La opinión de Irene Montero sobre la propuesta de Interior

La ministra de Igualdad ha insistido en que la propuesta de Interior para alertar a mujeres que denuncien una agresión por violencia de género en el caso de que convivan con un agresor con antecedentes no "será una varita mágica", pero está dispuesta a apoyarla en caso de que sea viable su aplicación.

"Todo lo que vaya encaminado a proteger a las víctimas lo vamos a defender y poner el foco en los agresores es muy importante; tenemos que construir una dinámica social e institucional para que los maltratadores no vean normalizadas sus conductas", ha explicado Montero.

La ministra ha querido lanzar un mensaje de unidad institucional, aunque ha reconocido que aún no hay una fecha para su reunión con el ministerio de Interior que pidió en diciembre ante el repunte de asesinatos para analizar nuevas medidas y más recursos.

"Igualdad e Interior trabajan de la mano, pero también hay que trabajar con Educación, Sanidad y Servicios Sociales. No basta con la perspectiva policial", ha admitido la titular de Igualdad, quien ha insistido en la existencia de una "absoluta unidad con el objetivo de hacer cada vez más fuerte y robusta la malla de protección a las víctimas".

Por último, respecto a la labor del ministerio de Igualdad en la lucha contra la violencia de género, Montero ha reconocido la necesidad de no ser "autocomplacientes" y ha admitido estar "absolutamente preocupadas" cada vez que se produce un asesinato.

Síguenos en Google News para no perderte nada.