Madrid 39° 25°
Suscríbete
LEYENDA VIVIENTE

Julio Iglesias cumple 79 años: la historia de una vida llena de éxitos y escándalos

Una mini biografía del español más internacional. Aquel del que todo el mundo habló, habla y lo seguirá haciendo; algo que muchas veces disgusta al cantante que hoy se pone a un año de ser octagenario.

Por
Escrito en ENTRETENIMIENTO el

Sin duda alguna, Julio Iglesias es uno de los cantantes españoles más reconocidos a nivel mundial y no solo por sus innumerables éxitos desde que comenzó su carrera en los años 60, sino porque su carácter y vida personal siempre han dado que hablar en la prensa internacional. 

Dueño de un carisma envidiable, el madrileño ha tenido una marcada impronta tanto arriba como abajo del escenario que lo han hecho único. De hecho, el mismo se definido como un ‘truhán y un señor’, aspectos que se reflejan en su vida como en la letra de sus canciones.

Fu fama es tal que, según la Enciclopedia del español en el mundo, presentada por el director del Instituto Cervantes en octubre de 2006, Picasso y Dalí son los iconos más consultados en la red en 2005, seguidos de Julio Iglesias, con algo más de 50 000 búsquedas, y del actor Antonio Banderas. El cantante nunca ha pasado desapercibido, ni lo hará.

Tanto se ha hablado y se sigue hablando de Iglesias que, a través de su perfil de Instagram, él mismo denunció lo que califica como “mentiras” que se han dicho de su vida desde hace años. “Tantas y tantas mentiras, tantas y tantas especulaciones sobre mi vida, y qué pocos aciertos. Efectivamente, hay anécdotas escritas, otras contadas por mí, pero la esencia de la verdad, no la han contado”, dice parte del texto.

Una vida con todos los condimentos

Julio Iglesias nació en Madrid, el 23 de septiembre de 1943, en el seno de una familia acomodada y fruto del matrimonio del conocido médico Julio Iglesias Puga -más conocido por como ‘Papuchi’- y María del Rosario de la Cueva y Perignat.

Durante su juventud, Julio Iglesias pudo haber tomado un camino muy distinto al que finalmente le llevó al éxito planetario como cantante. Fichó como portero en el equipo Juvenil del Real Madrid, pero un terrible accidente de tráfico en 1962 acabó con su carrera y con su sueño de ser futbolista.

Aquel accidente que sufrió Julio Iglesias pudo suponer que nunca volviera a caminar y, de hecho, estuvo año y medio semiparalítico y postrado en una silla de ruedas. El enfermero que lo cuidó en el hospital tras el suceso, Eladio Madaleno, regaló a Julio Iglesias una guitarra con la que empezó a practicar y a tocar, mezclando a la vez la música con poemas que escribía. Fue el primer contacto del artista con la música.

Sus inicios en el mundo de la actuación los realizó en la localidad castellonense de Peñíscola, donde solía veranear y donde también llevó parte de su recuperación. Allí actuaba en locales con otros músicos. Con ‘Gwendolyne’, representó a España en el Festival de Eurovisión de 1970, una canción inspirada, según contó el propio artista, en una chica francesa a la que conoció en Inglaterra y de la que se enamoró llamada Gwendolyne Bollore.

Años más tarde, en 1978, con una carrera musical consolidada y dos películas en su haber, llegó el primer escándalo. Su matrimonio con Isabel Preysler se vino abajo cuando se supo de las infidelidades de Julio Iglesias con la cantante argentina Graciela Alfonso y de Isabel con el Marqués de Griñón.

Iglesias junto a Isabel y sus tres hijos, Chabeli, Julio y Enrique.

En 1982, Iglesias vivió uno de los momentos más difíciles de su vida cuando la banda terrorista ETA secuestró a su padre, un hecho que haría que el artista trasladara a sus hijos a vivir con él a Miami, una vez que ya se había separado de su mujer.

Julio Iglesias es conocido como un hombre mujeriego, “un truhán y un señor” como el mismo cantaba, pero al que solo se le atribuyen dos relaciones importantes. La de Isabel Preysler, entre 1971 y 1978, y la que mantiene desde el año 1991 con Miranda Rynsburger, una modelo neerlandesa a la que conoció en los Países Bajos con la que tiene cinco hijos.

También ha tenido una demanda de paternidad por parte de Javier Sánchez Santos, un hombre que asegura ser hijo de Julio Iglesias, fruto de la relación que el cantante tuvo en 1975 con la exbailarina portuguesa María Edite Santos. Lleva tres décadas luchando para que se le reconozca pero tanto la Audiencia de Valencia en 2019, como el Tribunal Supremo en 2021 han certificado que no forma parte de su descendencia.

Durante los último años, los problemas de salud del artista lo han puesto de nuevo bajo el ojo público. Fueron muy comentadas unas imágenes publicadas junto a unas chicas que le ayudaban a caminar, pero él salió el paso en una entrevista en la Cadena COPE donde desmintió todo.

La foto de 2020 que preocupó.

“Salí en unas fotos con unas chicas guapísimas porque me había roto la tibia y el peroné y salía muy delgado. Estaba hecho una mierda, pero ya pasó y estoy muy bien. Estoy mucho mejor de lo que oigo y leo por ahí, porque me han matado 15 o 20 veces. ¡Estoy del carajo!”. Ahora, solo falta verlo regresar triunfalmente a los escenarios.

La Península Hoy en Google News, dale CLIC AQUÍ.