Madrid 39° 25°
Suscríbete
DESENLACE FATAL

Actor de "Riverdale" condenado a prisión perpetua por asesinar a su madre

Ryan Grantham cometió el crimen en 2020, filmó todo y luego se entregó a la policía. También tenia planes para asesinar al primer ministro canadiense, Justin Trudeau.

Por
Escrito en ENTRETENIMIENTO el

La Corte Suprema de Columbia Británica en Vancouver ha condenado a cadena perpetua a Ryan Grantham, actor de la famosa serie “Riverdale”, por el asesinato de su madre Barbara Waite, que tenía 64 años, en el año 2020. También se incluyeron cargos por conspirar para asesinar al primer ministro canadiense Justin Trudeau.

Grantham, de 24 años, se enteró de su destino el pasado miércoles, más de seis meses después de declararse culpable de un cargo de asesinato por la muerte en marzo de 2020 de su madre a quien disparó en la nuca mientras tocaba el piano y luego filmó la macabra escena mientras hablaba a la cámara.

"Le disparé en la parte posterior de la cabeza. En los momentos posteriores, ella habría sabido que era yo", confesó Grantham en el vídeo.

Tras el crimen el actor compró cerveza y marihuana, experimentó con cócteles Molotov y vio Netflix, antes de cubrir el cuerpo de su madre con una sábana y acostarse, según su declaración a la policía. 

“Frente a algo tan horrible, pedir perdón parece tan inútil”, dijo Grantham al tribunal de Vancouver y a la jueza Kathleen Ker, leyendo una hoja de papel. “Pero desde cada fibra de mi ser, lo siento”.

Barbara Waite, madre del actor.

La investigación policial también confirmó que Grantham, que sufría depresión y tenía pensamientos suicidas por los trastornos que le provocó el consumo de cannabis, llegó a cargar armas, municiones y cócteles Molotov en su coche para atentar contra Justin Trudeau. El actor tenía en su poder indicaciones para llegar a Rideau Cottage, donde vive el primer ministro canadiense, en Ottawa. Condujo durante unas horas hacia la residencia de Trudeau, pero no llegó a cometer el magnicidio que tenía preparado. 

Luego, según la investigación, dio media vuelta con la idea de cometer un tiroteo masivo en el puente Lions Gate, o en la Universidad Simon Fraser, donde estudiaba. En cambio, Grantham condujo hasta el Departamento de Policía de Vancouver y se entregó, diciéndole a un oficial: “Maté a mi madre”.

Trudeau era la próxima víctima del asesino.

Al pronunciar la sentencia, la jueza Kathleen Ker describió el caso como trágico y desgarrador. En la sentencia, según apunta The New York Post, la juez califica de "gracia salvadora" que Grantham tuviera suficiente apego a la realidad y comprensión para no cometer un acto de asesinato en masa.

La Península Hoy en Google News, dale CLIC AQUÍ.