VERGÜENZA NACIONAL

¡Última hora! La madre de Rubiales se declara en huelga de hambre y se encierra en una iglesia

La madre de Luis Rubiales toma esta medida ante la “cacería, inhumana y sangrienta” que está sufriendo su hijo.

Créditos: AFP
Por
Escrito en DEPORTES el

El caso Luis Rubiales sigue dando de lo que hablar en nuestro país. Después de la imagen dada en la final de mundial de fútbol femenino, su rueda de prensa en la que se negó a dimitir y todas las acusaciones contra él, actuales y pasadas, la FIFA finalmente le suspendió 90 días de forma cautelar hasta dictaminar algo en firme.

Ahora, después de todo, se suma una nueva polémica, y es que la madre del que fuera presidente de la RFEF se ha declarado en huelga de hambre para tratar de limpiar la imagen de su hijo.

Así está la situación

Ángeles Béjar, la madre de Luis Rubiales, presidente de la Real Federación Española de Fútbol, se ha encerrado esta mañana en la iglesia de la Divina Pastora de Motril y se ha declarado en huelga de hambre hasta que se encuentre una solución a la “cacería, inhumana y sangrienta que están haciendo con mi hijo con algo que no se merece”.

El encierro en la iglesia del barrio de Capuchinos de Motril se hará “de manera indefinida, día y noche” hasta que se haga justicia con su hijo, según ha dicho a EFE la madre de Rubiales, que ha sido suspendido el sábado de actividad por la FIFA tras la polémica del beso en la boca a la jugadora de la selección de fútbol Jenni Hermoso.

La mujer se ha quedado en el interior de la parroquia con su hermana una vez que se ha marchado el párroco de la iglesia.

La madre de Luis Rubiales le ha pedido a Jenni Hermoso que “diga la verdad” y “mantenga la versión que tuvo al principio de los hechos”.

Considera que no “existe abuso sexual al existir consentimiento por ambas partes, como queda demostrado en las imágenes“, y se pregunta “por qué se están ensañando con él” y qué “hay detrás de toda esta historia”, ya que su hijo “es incapaz de hacerle daño a nadie”.

 

Como madre pide comprensión a todo el mundo porque esta situación le puede ocurrir a cualquier persona, ha afirmado.