LUIS RUBIALES

La nueva vida de Luis Rubiales tras su grave error con Jennifer Hermoso

De presidente de la Federación española de fútbol a una vida alejada de los focos mediáticos, así vive ahora Luis Rubiales.

Así es ahora la vida de Luis Rubiales.
Así es ahora la vida de Luis Rubiales.Créditos: Europa Press
Escrito en DEPORTES el

Luis Rubiales, quien fuera presidente de la Federación Española de Fútbol, ha decidido darle un giro a su vida tras la polémica que lo rodeó. Ahora, ha optado por mudarse a Granada, dejando atrás su vida en Madrid y buscando un nuevo comienzo en la ciudad andaluza.

De Madrid a Granada: Un cambio radical

Rubiales ha adquirido una vivienda en el corazón de Granada, específicamente cerca del casco histórico, en las cercanías de la Gran Vía de Colón. Esta decisión llega después de vender su ático en Madrid por un valor de 2,5 millones de euros. Aunque nacido en Las Palmas, Rubiales siempre ha tenido un fuerte vínculo con Granada, en particular con Motril, lugar al que se trasladó su familia poco después de su nacimiento.

Antes de asumir la presidencia de la Federación Española de Fútbol en 2018, Rubiales tuvo una destacada carrera futbolística, jugando en equipos como el Lleida, Xerez y Levante. Durante su mandato como presidente, se estableció en Madrid, aunque no era raro verlo disfrutando de Granada en sus días libres.

La polémica con Jenni Hermoso

El traslado de Rubiales a Granada también coincide con la espera de la resolución de su proceso judicial relacionado con un incidente con la jugadora internacional Jenni Hermoso. Se le acusa de agresión sexual tras un beso a Hermoso después de la victoria en el Mundial de fútbol. Rubiales ha defendido su versión, asegurando que el beso fue consentido. Sin embargo, Hermoso ha contradicho esta versión, expresando que se sintió desrespetada en ese momento.

La mudanza de Rubiales a Granada marca un nuevo capítulo en su vida, alejándose de la polémica y buscando un nuevo comienzo en una ciudad con la que siempre ha tenido un fuerte vínculo. Solo el tiempo dirá cómo se desarrollará este nuevo capítulo en su vida.