¿AJUSTE DE CUENTAS?

Desaparece en Barcelona exjugador de rugby que debe cien mil libras a la mafia

La madre de Levi Davis tiene pocas esperanzas de hallarlo sano y salvo después de su desaparición en Barcelona.

Levi Davis
Levi DavisCréditos: Getty Images
Por
Escrito en DEPORTES el

Levi Davis desapareció el pasado 29 de octubre en Barcelona. Desde entonces ni su madre, ni ningún familiar han tenido información sobre su paradero o algún tipo de rescate. Esto ha hecho que la señora ya tenga pocas esperanzas de encontrarlo sano y salvo. Se dice que el motivo por el que desapareció fue porque debía cerca de 100.000 libras esterlinas a la mafia somalí, es decir, cerca de 150.000 euros. 

Este miércoles, la madre del jugador explicará la situación que está viviendo en el programa 'Good morning, Britain' del canal ITV. Pero se tiene que adelantar que la información no será positiva, ya que en los últimos informes presentados por las autoridades parece que desapareció de las fas de la tierra. La docena de sabuesos profesionales dirigidos por el detective de las celebridades británicas, Gavin Burrows, no son nada halagüeñas. 

Un cambio de profesión lo llevó a escapar 

Se dice que Davis se encontraba en una situación extremadamente complicada, desesperado, angustiado, como en un callejón sin salida. Esto lo llevó a buscar hacerse un camino en el mundo de la música y los reality shows en el Reino Unido, pero perdió el control. Al final no sabía donde se había metido, en un espiral de fiestas y excesos que terminarían por llevarlo a escapar con destino a Barcelona. Los medios británicos comenzaron cubriendo la nota donde se indicaba que la familia del deportista estaba ofreciendo una recompensa de 11.500 euros por cualquier información que pudiera aclarar el paradero de su hijo. 

"Davis había adoptado un tren de vida desaforado y se encontraba en una situación muy delicada. En verdad estaba seguro de que lo perseguían. De hecho, estaba convencido de que ya habían intentado envenenarlo en una ocasión. De manera que voló hasta Eivissa, a casa de un amigo. Allí dejó la mayor parte de su equipaje y se embarcó en un ferry hacia Barcelona. Dijo que quería arreglar aquí unos asuntos, pero no detalló cuáles. Aquella noche se pierde su rastro", recoge La Vanguardia. 

Foto: Bath Rugby

Cómo van las investigaciones 

La realidad es que la información que se ha presentado hasta el momento no es nada favorable. El amigo de Davis afincado en Evissa confirmó que días más tarde un crucero informó que una persona había sido vista en el mar, pero detuvieron los operativos de búsqueda al darse cuenta que no faltaba nadie en el barco, ni tripulación, ni pasajeros. 

A la semana siguiente de esto se encontró el pasaporte del deportista en el puerto un par de semanas después de lo ocurrido con el crucero. Lo que sí se sabe es que un amigo le envió 30 libras por Bizum. Este dinero se habría usado para poder pagar un lugar donde dormir, según información del investigador. 

Burrows estaba siendo la pista de una persona con la que pretendía encontrarse, misma que había conocido por redes sociales, es decir, una persona que nunca había visto. Lo que se sabe es que esta persona podría ser fundamental en su búsqueda, ya que podría ser la última que la vio. Eso sí, cabe la posibilidad que este personaje misterioso fuera un simple señuelo de la mafia para agarrarlo.

Síguenos en Google News para no perderte nada.