LAVER CUO

Tras jugar su último partido, Federer asegura que está "feliz, no triste"

El suizo ha dicho adiós al deporte que lo llevó a la cima. Rodeado de amigos, jugó su último partido junto a Rafa Nadal y ambos no pudieron evitar emocionarse por la situación.

Federer ha sido vitoreado por sus rivales en el campo, pero amigos en la vida.
Federer ha sido vitoreado por sus rivales en el campo, pero amigos en la vida.
Por
Escrito en DEPORTES el

Roger Federer puso el pasado sábado punto final a casi 25 años de una carrera tenística excepcional, con un partido final junto a su gran rival y amigo Rafael Nadal, en la Laver Cup en Londres. Tras el encuentro, el suizo aseguró que está "feliz, no triste".

"Jugar con Rafa y tener aquí a todos estos grandes (jugadores), a todas estas leyendas... ¡gracias!", dijo Federer tras el partido en un discurso interrumpido en varias ocasiones por las lágrimas de emoción.

Federer ya había admitido el jueves, en conferencia de prensa, que no sabía si lograría "gestionar todo esto", al ser consultado sobre si temía que la emoción le embargase en diferentes momentos clave de esta jornada única.

"Ha sido una día maravilloso. Estoy feliz, no triste. He disfrutado de ponerme mis zapatillas una última vez. He tenido a mis amigos aquí, mi familia, a compañeros... Estoy muy contento de haber jugado el partido", añadió el helvético, que no paró de llorar en toda la ceremonia de despedida.

En este último encuentro con Nadal, que acabaron perdiendo ante los estadounidenses Jack Sock y Frances Tiafoe por 4-6, 7-6 (7/2) y 11-9, Federer revivió por última vez todas esas rutinas pre-partido que amaba y odiaba a la vez.

"Adoro atarme las zapatillas, prepararme, ponerme la cinta (alrededor de la cabeza), mirarme al espejo (preguntándose) '¿Está todo ok? ¿Estoy listo para esto? Ok, vamos'. Pero aunque realmente lo adore, estoy contento de no tener que volver a hacerlo más", explicó el suizo antes del partido.

Al finalizar el encuentro, el español, que terminó llorando en la pista junto a su amigo, reconoció que fue un final "muy emotivo". "Cuando Roger deja el circuito, se va también una parte importante de mi vida", dijo en la rueda de prensa posterior.

"Estoy muy orgulloso de formar parte de su carrera de alguna forma (...) Pero me hace incluso más feliz acabar nuestra carrera como amigos después de todo lo que hemos compartido en la pista como rivales", añadió.

Con 157 finales en su carrera, 31 de ellas en Grand Slam (20 títulos), se podría haber pensado que Federer tenía suficiente experiencia para no ponerse tenso.

"Nunca hubiera esperado todo esto. Yo solo quería jugar al tenis. Ha sido perfecto, lo haría de nuevo. Mi final ha sido como lo deseaba", agregó en su discurso final.

La Península Hoy en Google News, dale CLIC AQUÍ.